Internacional

CRUELDAD | Mujer es condenada a prisión por rescatar gatos para torturarlos

Cheryl Smilen Gatos
Copa America Copa America Ikal

Una ex rescatista de animales fue condenada a prisión por hacinar docenas de gatos para luego dejarlos morir de hambre en su casa de Northeast Miami-Dade.

Cheryn Smilen, de 56 años, aceptó mediante un acuerdo de culpabilidad una sentencia de 364 días en la cárcel más 15 años de libertad condicional y la prohibición perpetua de poseer o rescatar gatos u otros animales.

“Tienes que permanecer alejada de organizaciones de rescate animal”, fueron las palabras del juez Alberto Milian durante la audiencia.

Smilen dedicaba largas jornadas nocturnas a alimentar gatos callejeros; eventualmente, los tomó y comenzó a alojarlos en su pequeño apartamento.

Lea También: China reporta primer deceso de una persona por contraer extraño virus de monos

Según declaraciones que sus vecinos brindaron a las autoridades, a menudo se escuchaban rasguños y maullidos de gatos venir del apartamento de Smilen. Y con el paso de los días, un terrible hedor que emanaba del lugar llamó la atención de la policía.

“No había forma de que ella no supiera lo que estaba pasando”, dijo durante su testimonio a la corte Judy Webb, una de las oficiales de policía que estuvo en el lugar.

La casa estaba atestada de heces y olor a orines de gato. A pesar de que el aire acondicionado funcionaba, no estaba encendido, según reportaron los investigadores.

Lea También: GALERÍA | Reviva en imágenes el primer viaje turístico al espacio de la historia

Contradictoriamente, también se encontró bolsas y latas de comida para gato almacenadas dentro y fuera de la casa, pero la mujer no les dio nada a los animales.

“Me es difícil creer cuán crueles pueden llegar a ser los humanos”, le dijo el juez, agregando que no encontraba razón alguna para creer que los gatos no habían sufrido.

“Sé que lo hicieron”, respondió Smilen, sumida en llanto desde el podio de la corte.

Cablecolor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro